Este proyecto forma parte de la estrategia de la municipalidad de Oradea para aprovechar los ricos recursos geotérmicos de la región, con el objetivo de revitalizar el turismo de spa, mejorando la calidad de sus servicios para potenciar las ventajas competitivas de la ciudad.

Paralelamente a otros proyectos de carácter similar, la municipalidad de Oradea tiene la intención de crear una infraestructura moderna utilizando las instalaciones de natación que se encuentran próximas al río Crisul Repede, situadas en un espacio verde con distintas atracciones, para aprovechar de este modo las ventajas que ofrece el paisaje natural.

El proyecto tiene un claro objetivo: utilizar la infraestructura ya existente de la cuenca geotérmica y añadir un moderno edificio que albergue un sistema de diagnóstico y recuperación, junto con instalaciones de fisioterapia, terapias termales, fototerapia y gimnasia médica. También contará con establecimientos consagrados a la hidroterapia, fitness, spa, aqua-gym, cuidados anti-edad y demás servicios basados en los recursos hídricos locales y barros termales.

Cliente

Municipalidad de Oradea

Fechas del Proyecto

2013

Cifras clave

Valor del contrato: 28.000 euros