Motivada por las expectativas de demanda originadas por la exploración petrolera de presal, la industria de la construcción naval brasileña vive un momento de renovación.

Uno de los principales iconos de esta nueva fase es el astillero Atlántico Sur, en Pernambuco. Las inversiones del proyecto se han enfocado al desarrollo de un centro naval, en el complejo industrial portuario de Suape. Los astilleros Promar, CMO y Navalmare ya se encuentran en dichas instalaciones. El papel de TPF ENGENHARIA (anteriormente Projetec) consistió en elaborar un análisis de soluciones de ingeniería que permitiese el dragado del canal de acceso y la estructuración de los cimientos en la zona del complejo naval.