El intercambiador proyectado recoge los diferentes modos de transporte con parada en Plaza de Castilla. El objeto de la actuación es minimizar los tiempos de acceso de los autobuses al intercambiador y los tiempos de conexión entre modos disminuyendo así el tiempo total de viaje de la cadena modal de transporte.

El nuevo intercambiador de Plaza de Castilla, se sitúa en la zona Norte de la ciudad de Madrid.

Los diferentes modos de transporte involucrados en el intercambiador son los autobuses interurbanos que acceden a la capital por los ejes viarios del norte de la Comunidad, los autobuses urbanos que cuentan con parada en el entorno de Plaza de Castilla, las tres líneas de Metro, L-1, L-9 y L-10, que cuentan con parada en las inmediaciones de la Plaza, asi como los taxis y el vehículo privado.

 El Intercambiador cuenta con cuatro niveles, tres de ellos subterráneos.

Se disponen 40 dársenas de autobuses interurbanos además de dársenas para autobuses urbanos. El nuevo intercambiador integra las líneas 1, 9 y 10 de Metro de Madrid y dispone de un aparcamiento subterráneo de 400 plazas.

Se disponen áreas comerciales que contribuyen a la financiación de la construcción y operación del Intercambiador.

Cuenta con túneles de acceso exclusivos para autobuses en dos niveles, de más de 1 km de longitud, que reducen el tiempo de acceso al Intercambiador al evitar las principales zonas de congestión de tráfico.

Cuenta asimismo con zona de estacionamiento de autobuses en vacío y un complejo sistema de rampas que posibilitan las diferentes comunicaciones así como accesos y salidas alternativos a los túneles principales.

El proyecto incluye el diseño final de todos los elementos, infraestructura, arquitectura, todo tipo de instalaciones, mobiliario, etc.

Cliente

Consorcio Regional de Transportes de Madrid

Fechas del Proyecto

2005

Cifras clave

  • Valor del contrato : 413.793,10 €
  • Valor de la construcción  : 134 mill €