La nueva ciudad ocupa una superficie de 200 ha y se estima una ocupación de 60.000 habitantes (fase 1).

Desde un punto de vista urbanístico, la ciudad se articula en torno a una malla reticular que define los distintos bloques de manzanas. Es destacable la existencia de un río que atraviesa toda la urbe en sentido sudeste/noroeste, así como un eje verde en dirección nordeste/suroeste. La zona centro está ocupada esencialmente por áreas comerciales y de servicios, jardines públicos y un hospital. Está prevista la construcción de guarderías, colegios, institutos, centros de apoyo a la infancia, un hospital, mercado, supermercado, terminal de transportes públicos, comercios y espacios de ocio. En lo que respecta a la zona residencial, el proyecto incluye 10.002 viviendas distribuidas en edificios de alta, media y baja densidad, de 5, 9 y 11 plantas.

Cliente

GRN/SONIP

Fechas del Proyecto

2008