Con una inversión estimada en 2.000 millones de reales, el proyecto para la construcción del conducto principal de agua de Agreste es uno de los principales sistemas de abastecimiento diseñados en el país, y se incluye entre las obras complementarias del Proyecto de Integración del Río São Francisco y de las cuencas Norte y Nordeste.

TPF ENGENHARIA (anteriormente Projetec) se ha encargado del diseño del sistema, que garantizará el abastecimiento de agua potable a una población aproximada de 2 millones de habitantes, en la región Agreste Pernambucano. Está previsto captar el agua de la presa de Ipojuca, desde donde se iniciará un complejo de tuberías con una extensión de más de 1.300 km, y diámetros que varían de 1.800 a 100 mm, así como un conjunto de estaciones de bombeo, que beneficiará a 80 distritos urbanos junto a una serie de comunidades rurales.