El Ministerio Turco de Transporte e Infraestructuras adjudicó a un consorcio liderado por TPF, el contrato de supervisión de las obras del tramo Çerkezköy-Kapıkule de la línea ferroviaria Halkalı-Kapıkule.A TPF le ha sido confiado el mayor contrato de consultoría financiado por la Unión Europea en Turquía en el marco del Instrumento de Ayuda de Preadhesión IPA II.

Esta gran inversión, que conectará de forma directa Turquía con la red ferroviaria TEN-T a través de Bulgaria, es posible gracias a una subvención de 270 millones de euros con fondos de la UE y fondos nacionales. El valor del contrato de las obras de construcción de la línea ferroviaria asciende aproximadamente a 530 millones de euros, mientras que el contrato de supervisión firmado por TPF tiene un presupuesto de 23,2 millones de euros.

El proyecto prevé la construcción de una línea de doble vía mixta para el transporte de pasajeros y mercancías, con una velocidad de diseño de 200 km/h. El tramo de alta velocidad de 152 km con sistema de control ETCS de nivel 1 empieza en Çerkezköy y termina en Kapıkule, en la frontera con Bulgaria. TPF prestará servicios de supervisión como Ingeniero FIDIC, además de encargarse del diseño de 3 estaciones y de la vía entre la Estación Kapıkule y frontera búlgara. El proyecto incluye la infraestructura y la superestructura, así como las obras de señalización y electrificación. La finalización de las obras está prevista para 2023. El proyecto servirá para conmemorar el 100º aniversario de la moderna República de Turquía y sus lazos con Europa, grabados en sus ideales fundacionales.