Ampliación de la calzada de un tramo de la carretera C-25 de 2 carriles para convertirla en una autovía de 2 carriles por sentido. La construcción se realiza bajo régimen de peaje en la sombra.

El tramo de carretera ampliado y acondicionado tiene una longitud de 55,4 km y atraviesa 13 municipios, siendo el más importante el de Vic. La velocidad de proyecto es de 100 km/h (con tramos puntuales de 80 km/h). Las calzadas son de 7 m de anchura (2 carriles, sin considerar arcenes), salvo en zonas de fuerte pendiente, que cuentan con carril adicional y una anchura de 10,5 m. También se previó la rehabilitación del pavimento de la calzada existente de la C-25.

A lo largo de la traza se encuentran 12 túneles, 5 de los cuales son artificiales. La longitud de los túneles es mina es: 213 m; 447 m; 230 m; 495 m; 1420 m; 239 m; 458 m, y la de los túneles artificiales: 360 m, 120 m, 177m, 79 m.

El proyecto también incluye 13 enlaces, 18 viaductos con una longitud total de 3.500 m, 25 pasos superiores, 30 pasos inferiores, 53 muros y 133 obras de drenaje transversal.

Cliente

GISA (Cataluña Infrastructure Management)

Fechas de lo Proyecto

2007 – 2014

Socios

INECO-TIFSA (50%)

Cifras clave

Valor del contrato:

3 172 865,00 €

Valor de las obras :

334 518 805,24 €